La cima del peregrino

Cuando llegue a la cima aquel peregrino
tocará la nieve molida por la niebla que huye
arriba. Será, entonces, un detalle, una silueta,
una cicatriz de la montaña, el perdón del relieve.
Alcanzará el punto más alto y será parte de su rostro
dormido. En su bostezo guardará los ecos de quien rete
a su cuerpo y suba, elevándose hasta el infinito, para dejar
grabado su nombre en aquella niebla. Llorará copos de nieve.

Gema Albornoz

Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com.

Anuncios

4 comentarios sobre “La cima del peregrino

  1. ¡Qué preciosidad de poema, Gema! He estado hoy poniéndome al día con los post que no había leído y debo decirte que no puedo estar más contenta de haber descubierto un rincón así, con versos tan certeros, llenos de verdad y belleza. Gracias por seguir escribiendo y por regalarnos tu magia.

    ¡Un abrazo, guapa! ♥

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s