Mujer montaña

La montaña sacude polvo de su cima
helada. Parpadeo para comprobar que no es una bailarina
girando. Perpleja quedo al abrir mis ojos, al trazar
la silueta, reposa desnuda y salvaguardándose
del frío.
Estiro los brazos, parpadeo por última vez
e imito su postura. Se reclina ante mí,
intentando acercarme a sus laderas,
pero es demasiado tarde. Ya me ha alcanzado
su alud.

Gema Albornoz
Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com.