Apología del miserable

«Hay gente tan adorable como actores poco memorables,
trabajan en mi película».
«Actores pocos memorables». Nacho Vegas.

Arrastro un puñal por mi garganta
cuando me señalan desde el altar.

Celebran su ministerio de fe
con largas túnicas arcanas.

Se pasan, unos a otros, las trece monedas
para formalizar su unión y fidelidad al clan.

Dejo cuatro cucharas de nogal en el atrio.

Nombrarte superior sólo da de comer a la prepotencia,
pienso.

Prefiero el ayuno.

El puñal me roza sin producir rasguño,
es la caricia de los ascendidos.
Añado un «AVE MARÍA».

Jamás termina, es un ciclo de placer
para los desgraciados con fantasmas a sus espaldas.

Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s