La niebla de este día

«En invierno, uno puede oír el ruido madrugador de una cardenal arrojándose contra su reflejo en la ventana del dormitorio».
«Una historia natural de los sentidos», Diane Ackerman

Escucho el gris
mugiente de la mañana,
desde mi cama.

El búho huyó,
se refugió en su reflejo,
en el charco del asfalto.

Me levanto.

Esta mañana desgasta
el rosáceo de mis mejillas
y un azul triste habita
en mis ojos —niebla del día.

La ventana me espera.

Tomo dos lupas con montura
y las coloco sobre mi nariz.
Sigo sin ver al detalle,
difumino los límites
entre el reflejo y su charco,
entre la niebla y el asfalto.

Mascullo la niebla
de este día,
que en su despertar
adormece mis sentidos.

Gema Albornoz

Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s