Pero ya lo olvidé

¿A cuántas discusiones me encuentro de tu ceño fruncido? Me encuentro a tres cuadros de ser imagen en tu pared. Ya olvidé la guerra de promesas sobre tu cama. Sobre tu mirada se vestían mis sábanas. Con uno de tus gemidos se liberaban por la ventana. Se liberaban, pero ya lo olvidé. Olvidé que yo… Leer más Pero ya lo olvidé

Anuncio publicitario