Sed de hogar

Deambulo.
Paseo entre la hierba.
Rozo los terrones más grandes,
quisieron ser piedra en mi camino
—las rasguño y se deshacen.
Sonrío mientras mis ojos matizan
la profundidad, la altura y el color
de esos árboles erguidos, vigilantes
de mi recorrido.
Cuento las piedras adosadas
en el porche de esa casa que habito
y guardo, que acaloro
y refresco.
Mis manos se enmohecen
ante la fría sensación de la reja principal.
Es tan agradable recorrerla
y congelarme como entrar
y sentarme frente a la chimenea,
caldeándome con ella.
Tomo mi tiempo aquí
a pequeños tragos
hasta eliminar mi sed de hogar.

Gema Albornoz

Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s