Lo que se saborea en lo más alto

La cima viste
sombras inertes topándose
con mano cortada y sangrante
de orgullo.

Debes ir hasta allí, dicen.
Llegar será la promesa
que dé la bienvenida
a varios ocasos continuados,
aseguran tentándome.

Tomo la decisión
y es droga recién ingerida,
a tres minutos de hacer efecto,
por todo el cuerpo.

El apoyo es una inversión
hallada en las piedras del camino.

Ubicarse en la persecución
de alientos expirados,
de la flama contra ti,
de esa lengua limpiando el suelo
—sin intención previa de rozarlo.

A lo ancho y largo,
en lo estrecho y breve.

En esa guerra que ya dura
setenta y cinco ascensos
y cuarenta caídas, sin moverte
un solo centímetro
de donde te encuentras.

Prometiéndote llegar.
Convenciendo a la miel
de que no se convierta en hiel.

Labios saborearán ambas
sin distinguirlas,
por falta de oxígeno,
allí arriba.

Gema Albornoz

Copyrighted.com Registered & Protected VPNY-NYAV-VTFS-BNRE
Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com/.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s