Sopla y se aire

«El cerebro ofrece palabras, el corazón ofrece latidos».
Alejandro Jodorowsky

Laten palabras
con vida propia.
Mengua el ritmo
si fluye la sangre
desde el corazón a las venas.

En automático el cerebro,
sin manejo de una lengua,
que no pincha
y un silencio que no sangra.

Recorren un abismo
—lingüístico—
entre masas neuronales.
Laten palabras
hasta ensordecer los oídos.

Estremecen sentidos.
Estallan vibraciones coronarias.
Truenan ventiscas venosas.

Resuena la calma.
Sosiego.

Soplar despidiéndolas
—con la boca.
Salen con el conducto
y tocan luz.
Como aire que apaga
la llama de una vela.

Gema Albornoz

Copyrighted.com Registered & Protected BE7J-LZGJ-ALPJ-PR5G
Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com/.

Anuncios

2 comentarios sobre “Sopla y se aire

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s