Salidificación

El molinillo arrastra el agua pero no las piedras. Ellas ruedan solas con la ayuda del viento. El viento cambia sus residencias y mezclan los pasos de unos con otros. Diluyendo las más débiles en el fondo. Elevando las más fuertes. No faltan depósitos a su encuentro con el mar. Salidificándose al contacto. Esta obra de… Leer más Salidificación

Anuncio publicitario