Arrugas

Las marcas en la piel
son cada vez
más difíciles de hacer.
No es suficiente
un rasguño superficial
para que mi mano izquierda
palpe la hendidura
y quiera construir un puente.
Ya ni siquiera siente
aquellas cicatrices sanas —y salvas.
¿Qué haré para contarlas
si no puedo amontonarlas
en un solo jirón?
¿Qué haré cuando olvide
las batallas de las que me sacaron
y de las guerras que gané
—calada en mi propia sangre?
¿Qué haré cuando se apelmacen
y la sienta arruga en un trapo?
Las marcas en la piel
son cada vez más difíciles
de hacer
así como lo es despertar
y desperezarte,
estirazando
cada una de ellas.

Gema Albornoz.

Copyrighted.com Registered & Protected I3IE-NRNP-NHGC-P2PE
Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com/.

Anuncios

2 comentarios sobre “Arrugas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s