Temblando

Cada copo que caía sobre mi piel era una gélida caricia a la que no quería poner fin. Mi cuerpo temblaba rítmicamente, de forma involuntaria. Me uní a la danza de los pinos cargados de nieve, bailando bajo la lluvia que había madurado y se había hecho más fría. Mis ojos estaban cargados de pequeños… Leer más Temblando

Anuncio publicitario