Reseña «Cielo de Hojalata» de Beatriz Pérez| La Náusea

Te he llevado de un lugar a otro.
Del dormitorio al salón
hemos recorrido montañas, lagos,
playas, castillos, zonas de tormenta y sol.

Cielo de hojalata de Gema Albornoz por Beatriz Pérez

El uso de la palabra cuidado, un poco adornada e infantilizada, se ha extendido en los últimos años como una reivindicación política. Sin embargo, la sustancia que envuelve los cuidados de una persona dependiente, relegados mayoritariamente a las mujeres, son difíciles de explicar sin amargura, con belleza y de forma trascendente. Y es ahí donde Albornoz mediante la expresión poética de su mapa mental de un tiempo determinado deja un legado necesario con la publicación de Cielo de hojalata.

El cielo se nos presenta como un espacio en el cual la poeta proyecta diversas historias y recorridos de su experiencia y relación con una madre enferma. El dolor, el afecto y los recuerdos son compuestos por un lenguaje sencillo, nada simple, en el cual los colores, los elementos químicos y los materiales para cuidar están muy presentes.

Hay una grieta profunda
en la que caen menajes
de encima de tu cómoda:
cremas, povidona yodada,
suero fisiológico y Nenuco,
Conmigo el rastro cansado
de numerosas lunas tumbadas
en los pliegues de tu cama.

Existen también numerosas metáforas de aquellos símbolos que ayudan a sobrevivir al cansancio y al agotamiento físico para seguir con las tareas: zapatos que chasquean o aves que sobrevuelan la casa.

Vuelve el tornado.
Se pasea por la casa a una y otra parte.
Vuelve el asombro.
No te rindas hoy.
Chasquea con los zapatos de la verdad. 

El libro, estructurado en cuatro partes, va recorriendo paisajes internos y externos de la experiencia de Albornoz. El cuerpo de dos mujeres es el núcleo del poemario. La cama y la almohada donde yace la madre como imagen continuada nos va transportando a las señales de la muerte en el horizonte. Las atenciones revertidas de una hija hacia una madre muestran ese paralelismo con la infancia que la autora también recupera en algunos poemas. El lavado diario como un ritual sacro y religioso que limpia la culpa, el dolor y colma de imágenes hermosas del vínculo con la mujer que le dio la vida. 

Venga la esencia sobre ti
y descansen tus pies sobre inmaculadas sábanas.
Rieguen tu cuerpo con una esponja
de lágrimas doradas y séquenlo cabellos ocres platino.
El agua sobre la vasija, bendita sea.

Gema Albornoz ha tocado el firmamento con su primer poemario publicado por Versátiles Editorial. La autora había sido incluida en varias antologías con anterioridad, pero con este libro se consagra su madurez como poeta.

GEMA ALBORNOZ. (Aguilar de la Frontera, Córdoba, España. 1979). Licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Córdoba. Ha colaborado, entre otras, con las revistas Prisma a la vista o con la comunidad poética La poesía no muerde. Escribe en su blog Emociones encadenadas. Algunos de sus poemas han sido publicados en las revistas culturales Ariadna-rc;(El laberinto, octubre 2016, número 73 y número 78, XX Aniversario Ariadna RC.com) y LE MIAU NOIR(El lector, 8 febrero 2017); la revista literaria digital El coloquio de los perros,; en la revista MITAD DOBLE de Málaga (número 21, otoño 2017; número 22, otoño 2018) , en DIGO.PALABRA.TXT, en el NÚMERO 2 de la revista de poesía crítica Bohemia, en la sección No es país para viejóvenes, de la revista La Galla Ciencia y en el número 12 de La Fanzine. Así como en la antología, editada por Liberoamérica,>Liberoamericanas. 140 poetas contemporáneas  o en laAntología de Poesía Viejoven.Casting de poetas sin foto, coordinada porAna Patricia Moya;y Manuel Guerrero y publicada por Versátiles editorial (2020) . Ha participado en El arte de la palabra, la exposición de Guardianas del Hogar del Festival EUTOPÍA (Córdoba) y en varias ocasiones del “Quejío” cordobés, en Grito de Mujer Festival Internacional de Poesía y Arte.

Su poema La realidad en este lado del lienzo forma parte de la publicación Montu de Wolfgang Hunecke en Bild und Texte acompañando a la obra del artista alemán Montu, donde también ha sido traducido al alemán.

Su primera incursión en el teatro ha sido como guionista y codirectora, en homenaje a Las Sinsombrero, con el teatro Las mujeres del 27. Colabora en Salto al reversoMundiarioDiario Digital Luz Cultural y enSonograma Magazine. Directora de la sección La mirada de Helios enOdisea Cultural. Actualmente, es corresponsal de Diario Córdoba. Recientemente, ha comenzado a colaborar con su suplemento cultural,Cuadernos del Sur de Diario Córdoba y en el Suplemento Cultural del Centro,El Corredor Mediterráneo, de Argentina.

Ha obtenido el XII Premio «Saigón» de Poesía (2018) de laAsociación Cultural NaufragioParticipante en la I exposición online de Mujeres Mirando MujeresLas resilientesMEMORIAS IMBORRABLES como gestora al entrevistar a Elvira Martos. 

PARA LEER EN LA NÁUSEA, PINCHA AQUÍ