Testigos de una casa deshabitada

Llamas
a una casa vacía.

Fisgas por la ventana
sin encontrar rastro
de luz, de ruido, de calor.

Persianas medio bajadas.
No hay ropa en los tendederos,
no hay cartas en el buzón.

Golpeas una puerta
donde no se recrea
el eco de tu golpe.

Nadie lo escucha.
A nadie le llega.

Dentro
todo permanece
—materia oscura.

Llamas
a una casa vacía
buscando vitalidad exterior.

Aprecias mirar
donde no ves
y no ves
desde dónde te miran.

Gema Albornoz

Copyrighted.com Registered & Protected SRLY-8R0E-ZVOV-P6P5
Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com/.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s