Sin cables

Soplo tus pestañas
como dientes de león.
Deseos despegan
y mi boca volcán feroz.

Acaricio la madeja
cosida a tu cabeza.
De ahí parten los hilos azabaches
de mi colgante protector.
Ese que siempre cargo
por sus flechas y espirales,
indicando el camino recto
hasta mi corazón.

Mascullo cuantos suspiros vuelan.
Rumio la esperanza
y me alimento
durante todo el día,
cuando das la espalda a la puerta
y sale por ella.

Dejándome aquí,
esperando
que vuelvas pronto
para recargarte de nuevo
con soplidos y caricias.

Gema Albornoz

Copyrighted.com Registered & Protected PJZN-EVFZ-XYMF-HXT9
Licencia Creative Commons
Esta obra de Gema Albornoz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra en https://emocionesencadenadas.com/.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s