A la altura de tus ojos

No he tenido que embarcarme para que la tormenta me pisara los talones y terminase rodeada de liliputienses juguetones que colgaban desde tu puerta a la mía. Mientras los ignoraba desesperadamente por no querer buscar con quien jugar. Ni he tenido que construir una casa de madera con hilo musical. Y que dejase florecer el… Leer más A la altura de tus ojos

Anuncio publicitario