Historias de amor en el organizador de mandos a distancia

Los mandos han olvidado cómo acurrucarse sobre el cristal de la mesa.

Viven su romance de cuadros y botones con mano izquierda

y una nueva protección transparente

y adhesiva.

Antes, apoyaban sus cabezas,

una contra la otra o se rozaban

sutilmente, acariciándose el perfil.

Ahora, mientras uno aprende sobre

la superficie, el otro, se mantiene frente al aire acondicionado.

Hace un uso fantástico de su energía

hasta caer de pie, cómodamente,

en el organizador de mandos a distancia, que unió sus dispositivos

por primera vez.

2 comentarios sobre “Historias de amor en el organizador de mandos a distancia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s