Evolución natural

Recorrió la senda

por la que ululaban los árboles

con más fuerza. Pensó que así

podría traducir, con alguno de sus sentidos, el mensaje.

Tras varios días en el camino,

su piel desprendía un delicioso perfume.

Había sido marcado por las más profundas raíces de aquellas criaturas ramificadas y gigantes atadas al suelo.

Arboreció sin raíces.

Ahora, sobreviviría como un nuevo y único especímen arborescente .

2 comentarios sobre “Evolución natural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s